Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Ésta es una pregunta que nos han hecho más de una vez nuestros clientes en el último año. Las acciones con influencers, muy extendidas en países como Estados Unidos, han aumentado de forma significativa en España durante el último año. Aunque muchas compañías todavía se muestran reticentes a la hora de invertir en una estrategia de este tipo, cada vez son más las que se suman a contar con perfiles de influencia para sus proyectos.

En este sentido, el Informe sobre el estatus del Marketing de Influencers 2017, realizado por Launch Metrics, asegura que el 62% de los profesionales de marketing y comunicación han decidido aumentar su presupuesto este año para realizar acciones con perfiles relevantes. ¿A qué se debe este cambio de opinión?

“El influencer llega a un público objetivo concreto de una manera más fácil y orgánica que cualquier otro medio”, afirma My Petit Pleasures. Jennifer Martínez, que forma parte de la comunidad de mami bloggers, entró en este mundo por casualidad a través de un pequeño espacio en el que hablaba de las cosas que iba descubriendo. Poco a poco, sus contenidos han ido ganando seguidores hasta convertirse en uno de los perfiles más influyentes de este ámbito.

“Mi generación ha aprendido a desconectar de los anuncios de la televisión, pero sí que está conectada todo el día a las redes sociales siguiendo a cuentas que nos inspiran, gustan o con las que nos identificamos”. Las compañías son conscientes de ello y no han dejado escapar la oportunidad. “Por ejemplo, si necesito que compres mis yogures infantiles, qué es más efectivo: ¿un anuncio en la tele dirigido a padres que no tienen casi tiempo para ver la televisión o invertir en una mamá influencer que llega seguro a unos 20.000 padres?”, opina Jennifer.

Un alcance menor pero de mayor calidad

De esta manera, si el público al que llego es menor que el de la televisión, ¿por qué voy a invertir en una acción con influencers? La respuesta es sencilla: porque el retorno que recibe la marca suele ser mayor. Como explica Jennifer, “la mayoría de nosotras llegamos de una forma más directa al público target y tenemos una relación más natural, creíble y menos agresiva”.

Campofrío es una de las compañías que ha incrementado sus acciones con perfiles influyentes en el último año. José María Arias-Camisón, responsable de Comunicación Digital de la compañía, explica el porqué de esta decisión: “Los influencers atraen a un público más especializado y de calidad. Además, según la comunidad  a la que te dirijas, las acciones de este tipo pueden ser más eficaces que otros canales”.

“En el último año, hemos realizado varias acciones con influencers obteniendo muy buenos resultados, sobre todo desde el punto de vista cualitativo. Nos han ayudado a generar una mayor conversación positiva sobre la marca, así como un mayor engagement con nuestros principales grupos de interés”, explica José María.

Esto no quiere decir que sea el fin de la publicidad en la televisión o de otras acciones como el contenido patrocinado en redes sociales, sino que a la hora de plantear nuestra estrategia tenemos que pensar bien en qué objetivos queremos conseguir. Si estos son aumentar la notoriedad, engagement y credibilidad de la marca, probablemente deberemos incluir en nuestro plan una acción con influencers.

“En la relación influencer-seguidor hay una parte de idealización, pero también de confianza. Si te gusta su estilo, su forma de ver el mundo, cómo viste o sus hábitos de vida y alimenticios, acaban ‘aceptando’ tus ‘consejos’”, asegura Jennifer. Es una relación más humana basada en la confianza y credibilidad que difícilmente puede conseguir una marca a corto plazo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page