El Director General de LLORENTE & CUENCA en Argentina sabe bien de lo que habla. Con decenas de miles de seguidores en redes sociales como LinkedIn o Instagram, Daniel Valli ha vivido en primera persona el cambio que ha experimentado la comunicación pública por efecto de la transformación digital.

“No es cuestión de tecnología, ya se produjo un cambio cultural”, afirma en esta entrevista. Se ha generado una revolución en los elementos sustanciales de la comunicación. Los receptores también son productores, en vez de mensajes, necesitamos historias, y los canales de información resultan infinitos. Todo esto, concluye, debe generar “un cambio en el emisor”.

Sin embargo, los emisores en el mundo corporativo todavía están lejos de adaptarse a ese cambio. “En Argentina, muchos ejecutivos están desaprovechando esta gran oportunidad de contar una huella digital” que favorezca sus estrategias de negocio y reputación”.